La Odontología Preventiva



A diferencia de la creencia establecida de que debemos visitar al dentista cuando sentimos alguna molestia o dolor, los odontólogos aseguran que prevenir la aparición de las patologías dentales antes de que aparezcan no sólo resulta mucho más económico, sino que es la mejor manera de asegurarnos un buen estado de salud general a largo plazo.



El objetivo de la odontología preventiva es realizar un seguimiento constante de nuestra salud bucodental con el fin de evitar que el paciente padezca alguna enfermedad en el futuro. Este principio de prevención lleva practicándose siglos en la medicina tradicional de algunas culturas, donde la función del doctor consiste más en evitar que el paciente caiga enfermo, que en curarle una vez ha enfermado.


Practicar la odontología preventiva es la mejor forma de mantener una sonrisa sana y bonita a largo plazo, ya que gracias a ella podemos detectar patologías dentales antes de que se desarrollen.

Con unas pautas adecuadas de prevención, no sólo conseguiremos detectar patologías en fases incipientes, si no que reduciremos significativamente los costes relativos al mantenimiento de nuestra salud bucodental, al reducir la necesidad de realizar tratamientos complejos a lo largo de la vida del paciente.



¿Cuáles son los servicios de odontología preventiva más habituales?


  • Revisiones periódicas (normalmente cada 6 meses) en las que el odontólogo realizará una completa valoración del estado de nuestra salud bucodental


  • Limpieza dental profesional: Las limpiezas dentales realizadas en clínica dental se realizan con instrumental del que carecemos en casa, como los ultrasonidos, o el aeropulidor.


  • Radiografías: Para poder detectar patologías incipientes, no basta con un examen ocular, debemos profundizar más con herramientas como esta.


  • Ortodoncia: Los dientes apiñados, por ejemplo, pueden dificultar la higiene necesaria para evitar la aparición de patologías. Además, una oclusión incorrecta dañará las piezas dentales sanas.


  • Implicación del paciente en la prevención: Es de vital importancia aportar al paciente el conocimiento y los medios necesarios para que pueda realizar unas pautas de higiene adecuadas en casa, y para que pueda evitar los hábitos nocivos para su salud bucodental.



¿Qué otros hábitos son beneficiosos para prevenir enfermedades bucodentales?



  • Evitar hábitos nocivos como fumar o el consumo de alcohol, ya que favorecen la sequedad y acumulación de placa bacteriana en la boca, y por tanto, el desarrollo y la proliferación de enfermedades bucales.


  • Empleo de protectores bucales en determinados deportes, principalmente en los deportes de contacto. Existen diferentes opciones, pero siempre conviene consultar a un odontólogo para elegir la opción que mejor se ajuste a las necesidades específicas de cada boca.



Si aplicamos la odontología preventiva a nuestro día a día, conseguiremos mantener nuestra salud bucodental en perfecto estado, y cuidaremos de nuestra sonrisa y de nuestro bolsillo.



Porque queremos verte sonreír, recuerda que en Clínica dental Colonia Jardín tanto las primeras consultas como las revisiones son totalmente gratuitas.


12 visualizaciones0 comentarios