Carillas dentales: tu sonrisa perfecta

May 7, 2018

 

 

 

 

 

Las carillas dentales son unas pequeñas laminas que se colocan en la parte visible del diente y que sirven para mejorar la estética permitiéndonos modificar la forma, tamaño y color de los dientes.

 

Son muy útiles para el tratamiento de fracturas dentales, alteraciones del color o alteraciones de la posición y se pueden realizar a grandes rasgos, en dos tipos de materiales:

 

Carillas de composite

 

 

Son aquellas que se realizan directamente en boca, sin pasos intermedios, con un material similar al que utilizamos para hacer empastes.

 

De esta forma evitamos el periodo en el que se usan provisionales, por lo que son tratamientos rápidos de hacer y sencillos de colocar, pero por otro lado no son las carillas con las que se consiga la mejor calidad, ya que son frágiles ante posibles fracturas y con el tiempo se va perdiendo el color, reduciendo así su durabilidad.

 

Están indicadas para pequeñas modificaciones de forma y color de los dientes.

 

Carillas de porcelana

 

Son aquellas que están hechas en el laboratorio a medida del diente del paciente y después se colocan en boca con una técnica más compleja, teniendo como mayor desventaja el periodo en el cual el paciente tiene que usar unas carillas provisionales (muy estéticas pero de un material que no es definitivo).
 
El resto son todo ventajas para las carillas de porcelana sobre las de composite; siempre conseguimos una mejor calidad ya que el material es más natural y tiene mayor resistencia, con lo que son carillas con mayor durabilidad y con un resultado final más estético.
 

Dentro de las carillas de porcelana se pueden realizar de dos tipos, carillas de disilicato de litio y carillas feldespáticas.

 

Las carillas de disilicato de litio son finas (un grosor de 0,3mm) con gran resistencia, un alto grado de traslucidez y tienen una adaptación excelente.

 

Las carillas feldespáticas también son finas y unas de sus mayores ventajas es que aportan mucha naturalidad y un color estable con gran resistencia al desgaste, pero como inconveniente son más frágiles por lo que deberemos seleccionar el caso de manera muy cuidadosa

 

Para seleccionar el tipo de carilla más indicado para cada paciente es necesario realizar siempre un estudio estético que nos permita visualizar el resultado final y elegir la técnica idónea.

 

Pregúntanos sin compromiso, podemos mejorar tu sonrisa mucho más de lo que imaginas

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El Mundo nos entrevista otra vez

September 4, 2017

1/2
Please reload

Entradas recientes