Tratamiento del conducto radicular



Antiguamente, cuando se inflamaba la pulpa dentaria de un diente, el odontólogo procedía a la extracción del mismo para tratar esta patología. Hoy en día podemos conservar la pieza dental gracias al tratamiento del conducto radicular, o endodoncia radicular.


En este artículo queremos explicaros de forma clara en qué consiste este tratamiento, y por qué es importante para tu salud bucodental.



¿Qué es la pulpa dentaria?



La pulpa dentaria se encuentra en el interior de nuestros

dientes, está compuesta por nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo, y se extiende desde la raíz ubicada en el hueso maxilar (extremo de la porción radicular) hasta la corona.



¿Qué puede ocurrir cuando se lesiona la pulpa dentaria?


La pulpa dentaria puede sufrir alteraciones por diferentes causas, generalmente se produce por una fractura en el diente, o por la presencia de una caries profunda.


Cuando el nervio sufre alguna alteración, se muere, y cuando esto sucede, es cuando las bacterias acceden a su interior, provocando así una infección que deberemos tratar.


En caso de no tratar la infección de la pulpa dentaria, se producirá una acumulación de pus en el extremo de la raíz (absceso), que puede perjudicar la estructura ósea que rodea el diente.



¿Cómo puedo saber si necesito un tratamiento de conducto radicular?


Los síntomas que nos indican la necesidad de este tratamiento suelen ser: dolor, sensibilidad dental prolongada, cambio de coloración de la pieza dental, e inflamación y sensibilidad en las encías.


Sin embargo, hay ocasiones en las que no se manifiesta ninguno de estos síntomas, por lo que la mejor forma de saber si necesitamos este tratamiento es mantener al día nuestras revisiones periódicas en la clínica dental, donde gracias a un chequeo y a una radiografía podremos saber si nuestra pulpa dentaria está sana, o requerimos de este tratamiento para preservar nuestras piezas dentales.



¿En qué consiste el tratamiento del conducto radicular?


El tratamiento del conducto radicular consiste en la eliminación de la pulpa dentaria, y la desinfección de la cavidad en el diente, para su posterior relleno y sellado. Por último, se realiza una reconstrucción de la pieza dental, para asegurar la función de la pieza, y su coherencia estética con el resto de piezas dentales.


En Clínica dental Colonia Jardín contamos con la tecnología, la experiencia y los medios necesarios para asegurar que el tratamiento se realizará de forma cómoda e indolora para el paciente.


Para la eliminación de la pulpa dentaria, utilizamos un motor de endodoncia rotatoria, que nos permite realizar este tratamiento con total precisión y rapidez, y presenta varias ventajas frente al método tradicional:

  • Realizamos la limpieza de los conductos radiculares de forma más suave, silenciosa y eficaz.


  • Conseguimos una mayor desinfección de los conductos, ya que la vibración de las limas rotatorias permite distribuir mejor el líquido que se usa para irrigar y desinfectarlos.


  • Permite que el instrumental manual necesario para la obturación penetre con más facilidad, por lo que la obturación de los conductos es también más eficiente.


  • Minimizamos las molestias posteriores al tratamiento.


Una vez que hemos limpiado el interior del diente, y eliminado la pulpa dentaria, procedemos al sellado del diente y a su posterior reconstrucción estética, para un resultado excelente.




30 visualizaciones0 comentarios