Odontología conservadora

La Odontología conservadora es la parte de la Odontología que se ocupa de curar las caries en todas sus fases y de reconstruir los dientes dañados por cualquier causa.

 

El objetivo es conservar las piezas dentales el mayor tiempo posible, por medio de tratamientos mínimamente invasivos, que permitan mantener una buena funcionalidad y estética.

 

 

 

¿ qué son las caries y por qué se producen?

La caries es una de las enfermedades más comunes de nuestros tiempos, y aunque suelen aparecer en niños y jóvenes, puede afectar a cualquier edad constituyendo una de las causas más frecuentes de pérdida de dientes.

 

Las caries son producidas por unas bacterias que se encuentran en la boca y que combinadas con los restos de alimentos forman una sustancia pegajosa llamada placa.

Esta placa se deposita en las zonas de peor acceso de la boca y cuando se endurece, se llama sarro.

 

El sarro en combinación con las bacterias, va liberando una serie de ácidos que dañan el esmalte del diente y van creando cavidades, las denominadas caries.

 

No todas las personas tienen el mismo riesgo de sufrir caries ya que factores como la acidez de la saliva o la composición y morfología de los dientes también influyen.

Para prevenir la caries es fundamental cepillarse tres veces al día, utilizando la seda dental al menos una vez al día, y acudir al dentista al menos una vez al año para hacerse una revisión y una limpieza.

 

Determinados tipos de alimentos también producen caries con más frecuencia que otros, y deberemos tenerlos en cuenta: bebidas azucaradas, caramelos y alimentos pegajosos y masticables entre otros, se adhieren con más facilidad a los dientes, provocando caries rápidamente.

Después de tomar cualquiera de estos alimentos deberemos cepillarnos los dientes e intentar incluirlos como parte de alguna comida, en vez de tomarlos de manera aislada entre comidas.

¿ cómo prevenir las caries?

¿cómo saber si tengo caries?

El tratamiento de las caries dependerá del tamaño de las mismas y del grado de afectación del diente.

 

Si la caries no produce dolor y su tamaño no es demasiado grande haremos un empaste u obturación. Los empastes se hacen eliminando el tejido dental cariado con una fresa y reemplazándolo por un material de color y propiedades similares al diente.

 

Si la caries produce un dolor muy leve o ninguno, pero es más grande, se realizará una incrustación, que permitirá reponer todo el diente perdido en dos sesiones, sin necesidad de hacer una funda o corona.

 

En el caso de que exista dolor o cuando la caries alcanza el nervio, se podrá realizar una endodoncia.

 

En estos dientes tan destruidos, generalmente después de la endodoncia se necesitará una funda o corona.

 

Las coronas o fundas se pondrán cuando las caries sean tan extensas que el diente esta debilitado y existe riesgo de fractura. Requieren una preparación o tallado del diente y pueden ser o bien de metal-porcelana o bien sólo de porcelana, mucho mas estéticas.

¿cómo se tratan las caries?

Una endodoncia es un tratamiento que se realiza para conservar un diente que de otra manera debería ser extraído ya que la caries se ha extendido y contaminado el nervio.

El tratamiento consiste en eliminar el tejido y el nervio infectado y rellenar el hueco con un material sellante, permitiendo así que el diente recupere su funcionalidad y su estética. Después es necesario reconstruir la pieza con un empaste, una incrustación o una corona en función dle grado de destrucción.

¿ qué es una endodoncia?

Una vez finalizada la endodoncia el diente debe ser restaurado y reconstruido para devolverle su forma original con empastes, incrustaciones o coronas.

Los dientes endodonciados son ligeramente más frágiles que los dientes naturales, así que deberemos protegerlos (por medio de coronas o incrustaciones) y revisarlos de manera periódica

¿ qué cuidados requiere un diente endodonciado?

La única alternativa que existe es la extracción de la pieza, así que siempre que se pueda se deberá hacer la endodoncia para conservar el diente.

Se deberán realizar revisiones periódicas para controlar y cambiar la higiene para minimizar el riesgo de nuevas caries

​​

¿ qué alternativas hay a la endodoncia?

Resultados reales

Solicita una cita y valoración gratuita, te ayudaremos a conservar tus dientes

En general las caries no deben doler, ya que cuando molestan es porque están próximas al nervio del diente y puede ser necesario hacer una endodoncia.

 

Si observas agujeros,  hoyos visibles en los dientes o zonas de un color más oscuro, ponte en contacto con Clínica Dental Colonia Jardín, y te haremos una revisión gratuita.

 

Ocasionalmente puede aparecer una ligera sensibilidad en los dientes, después de la ingesta de alimentos o líquidos fríos. En estos casos, posiblemente la caries sea más profunda de lo que parece, así que acude al dentista lo antes posible.

 

En los casos en los que de repente aparece un dolor muy intenso, difícil de localizar y agudo, o bien dolor con alimentos fríos calientes o dulces, la caries se ha extendido por todo el diente afectando al nervio y es necesario acudir de manera urgente al dentista.

¿cómo saber si tengo caries?

La mejor manera de estar seguro es acudiendo a Clínica Dental Colonia Jardín, ya que los síntomas que indican que un diente está afectado varían mucho de una persona a otra, pudiendo incluso existir una infección sin que el paciente note ningún tipo de dolor.

Se puede notar un dolor (más o menos intenso) constante, sensibilidad aumentada con frío o calor o un dolor nocturno e intenso.

También podrá aparecer un flemón o una fístula (bulto del tamaño de un grano de arroz situado en la encía).

¿ cómo sé si necesito una endodoncia?

  • Instagram - Negro Círculo
  • Google Places - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro